OTRO [MÁS]

el lado b de mi otro blog

el colegio de arquitectos organizará concursos en la miguel hidalgo

leave a comment »

hace unas semanas empezamos entre varios a cuestionar a víctor romo, delegado de la miguel hidalgo, sobre la manera como decidió qué proyectos eran necesarios en la demarcación que gobierna y cómo seleccionó a los arquitectos que los desarrollan. siempre hubo una primera respuesta puntual: ¿cuáles proyectos? después, nada. ante el silencio repetido pedí la información por medio de infomexdf pero, al mismo tiempo, decidí volver a buscar una respuesta ahora de manera personal.

el miércoles 5 de marzo víctor romo, antes de una plática de victor legorreta en la universidad iberoamericana, presentó de manera general los proyectos en su delegación. al terminar su exposición, un tanto a fuerza, le pregunté lo mismo: cómo se decidió qué proyectos eran necesarios y quiénes los harían. respondió, de nuevo, que cuáles proyectos, eran muchos —77 en la delegación. los nueve que están expuestos en la vitrina, dije. por cierto, en una vitrina de la universidad iberoamericana se exhibían algunos proyectos para la delegación miguel hidalgo. proyectos es, sin duda, una exageración: ideas, conceptos (esa palabra que tanto les gusta a los creativos), apenas unos esbozos.

primero romo respondió que no tenía a la mano los datos de todos esos proyectos —nueve— pero que ninguno había sido solicitado por la delegación: los arquitectos, generosos, los habían donado.

antes de salir apresuradamente —asunto de compromisos previamente agendados—, víctor romo dejó a carlos ruiz de chávez, director de calidad y proyectos delegaciones, para que nos aclarara nuestras dudas. de nuevo repitió que los proyectos eran donaciones de los arquitectos, que hasta entonces no habían recibido ningún pago por sus propuestas —habría que preguntarse si sólo las ideas fueron obsequiadas o si también el desarrollo de las mismas, en cientos de planos, maquetas y cálculos por venir, serán trabajados por pura filantropía y sin ningún cargo al erario.

al iniciar su plática —en la que no mostró ni una sola imagen o siquiera un croquis sobre el proyecto que desarrollará en la miguel hidalgo— víctor legorreta confirmó: el no ha firmado hasta ahora ningún contrato —supongo innecesario al tratarse de una donación. además, nos explicó que los concursos no son necesariamente la mejor manera de seleccionar a un arquitecto para obra pública.

al salir de la ibero, a víctor romo lo volvieron a interpelar un par de profesores. ante su insistencia nos concedió una cita en la delegación para aclarar lo que no se había podido hasta entonces aclarar en público.

el jueves 6, a las 5:30 de la tarde, víctor alcérreca, juan carlos cano, fermín andrade, emilio ades y yo, estábamos sentados en una terraza hablando primero, de nuevo, con carlos ruiz de chavez. el problema, quedamos de acuerdo, no era legal: “tengo algo de experiencia en esto y siempre encontraré el camino legal para hacer esto porque si no me voy a la cárcel.” el tema, continuó ruiz de chávez, “no es de legalidad sino de por qué escogí a ciertos arquitectos y no convoqué a un concurso ni a un jurado.”

al parecer el modelo variaba un tanto de las graciosas donaciones de algunos arquitectos. más bien, cuando se va a emprender un proyecto público, se está obligado de ver que no existan otros ya desarrollados. por suerte, digamos, ya había proyectos desarrollados —en esbozos, pero muy buenos— que coincidieron con las líneas de la política delegacional.

unos veinte minutos después llegó víctor romo y volvimos a plantear el tema. primero, es un asunto de transparencia en cuanto a proyectos públicos: más allá de la legalidad del procedimiento quien gobierna debe de ser capaz de explicar de manera pública por qué hace lo que hace como lo hace en cuestión de asuntos públicos. hablando del edificio que proyectará víctor legorreta para ampliar la delegación nos dijo: “¿quieren las netas? para no echarnos rollo: ya había un proyecto elaborado, de arne [aus der ruthen haag, delegado en la miguel hidalgo del 2000 al 2003], muy bueno, elaborado, y es obvio que se escogió” —curioso, por cierto, que esa información no coincidiera con la del día anterior: que los arquitectos habían obsequiado sus ideas sin cobrar, y que en su conferencia, víctor legorreta no enseñara nada de ese proyecto, “muy bueno, elaborado”, que, obviamente, se escogió.

tras varios minutos en que seguimos cuestionándolo, víctor romo nos dijo: “tomo la crítica: en esto de la política hay que reconocer, si no, es simulación. ustedes dicen que se pudieron haber hecho mejores proyectos si abríamos el abanico. ¿por qué no hacemos así los cien proyectos que vienen este año y proponemos un modelo que sirva para el resto del país? me comprometo a que los proyectos que vienen se hagan de manera abierta. para qué polemizar si lo que me dicen es cierto: con participación y concursos se pudo enriquecer.” y agregó: “reconozco que pudimos haber hecho un mejor procedimiento.”

pensamos que habíamos ganado una batalla. lo otro —los proyectos ya asignados—, quedaría atrás. no se hizo de la mejor manera —lo aceptó el delgado— pero ya está en marcha. ¡avancemos!

quedamos de vernos el lunes siguiente con ruiz de chavez para ver qué concursos se podían plantear. ya para entonces de los 100 nos habíamos quedado en 10: hay que ser realistas con los tiempos y otros compromisos.

el lunes nos vimos de nuevo en la miguel hidalgo, nos acompañó en esa ocasión antonio gallardo. de los 10 concursos, entonces nos plantearon cuatro que al final se redujeron a dos. el problema: era obvio que esos concursos no se podrían realizar en los 20 meses que le quedan al delegado en su puesto. dijimos: por qué no hacer, además de esos concurso, otros dos, de escala media, que sí se vayan a construir en este período. pensaron —no había ningún papel, ningún plan, plano o mapa sobre la mesa— y salió otro más. sólo un problema: necesitaban el conceptual de ese proyecto para marzo 15. ¿marzo del 2015?, preguntamos —era lunes 10 de marzo. no, nos dijo carlos ruiz de chavez, para este 15, sábado 15 de marzo.

salimos sorprendidos por la aparente capacidad sobrehumana para desarrollar proyectos que tienen en algunas oficinas delegacionales y con la promesa de estudiar qué otros proyectos, de menor escala, se podrían plantear de manera realista. quedamos de acordar una cita para el jueves 13 o viernes 14. al final la cita la dejamos para el martes 18 —el 17 descansaban: era asueto y además imagino que deberían reponerse del desgaste que implica hacer un conceptual en tan sólo 5 días.

el martes 18 le envié un mensaje en la mañana a carlos ruiz de chávez. me dijo que en la tarde le llamara para quedar en la hora. en la noche de ese mismo día me envió un mensaje a mi teléfono: “te comento que en base en tus solicitudes para la realización de concursos arquitectónicos, el colegio de arquitectos se acercó a esta delegación y toda vez que ésta es la institución oficial que representa a los arquitectos de nuestra ciudad, será el colegio el responsable de asumir la realización de los concursos en comento (sic). por tal motivo, te pido que te acerques al colegio para colaborar activamente en esta iniciativa que tu presentaste. gracias y estoy a tus órdenes.”

¡qué rapidez! el colegio de arquitectos, al que no es secreto que he juzgado varias veces como una institución inútil, había decidido ayudar a la delegación miguel hidalgo a organizar concursos de arquitectura. no se si los diez, cuatro o dos que nos habían dicho, pero algo es algo.

de todos modos, para estar seguros, le pedí al día siguiente a carlos ruiz de chávez que me dijera con quién del colegio habían visto esto: “lo estamos viendo directo con el presidente, arq. fernando méndez.”

para enterarme mejor del asunto le envié un mensaje a fernando méndez preguntándole cuántos y cuáles concursos coordinaría el colegio de arquitectos con la miguel hidalgo. a los pocos minutos me llamó. me dijo que, como yo sabía, él corría y víctor romo también. por casualidad —eso no me lo dijo él: lo imagino— se encontraron y hablaron de la manera como el colegio podría colaborar con la delegación: proponiendo estudiantes para servicio social, auxiliando de otras maneras y sí, se habló de concursos pero no había nada definido aun. en cuanto hubiera algo más me avisarían.

hoy, 27 de marzo, han pasado dos semanas. aun no se qué concursos organizará la miguel hidalgo con la colaboración del colegio de arquitectos. pero quiero pensar que están trabajando en eso intensamente pues al presidente del colegio de arquitectos no le quedan más de dos meses en su puesto y a víctor romo menos de dos años en el suyo. así que parece lógico que haya que apurarse. por mientras asumo que podemos anunciar, como lo hace el título de este ya muy largo texto, que el colegio de arquitectos asesorará a la delegación miguel hidalgo a convocar varios concursos de arquitectura este año. esperemos, muy pronto, las convocatorias.

About these ads

Written by ahgalvez

27/03/2014 at 18:16

Publicado en Uncategorized

Tagged with

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28 seguidores

%d personas les gusta esto: